Cuándo se echa el abono a los olivos

 

Conocer de manera específica y minuciosa todos los procesos necesarios para el buen crecimiento del olivo es importante, sobre todo para saber cuándo se echa el abono a los olivos. De ello dependerá que el fruto crezca en condiciones, que el cultivo no se vea afectado por plagas, que el rendimiento sea óptimo y, en resumen, que se le pueda sacar un buen partido a la plantación. Del mismo modo, es importante trabajar con las mejores herramientas para evitar dañar el árbol en el proceso de crecimiento, recolección o tratamiento del fruto: contar con una buena despalilladora de aceitunas, vareadores y vibradores… es esencial para el trabajo diario en la plantación.

cuando-se-echa-el-abono-a-los-olivos

En ese sentido, el abono toma una especial relevancia. Está claro que el aporte extra de nutrientes que supone abonar los olivos de manera correcta y segura será una de las mejores herramientas para optimizar los cultivos.

¿Cuándo se le echa el abono a los olivos?

¿Cuál es la mejor fórmula de fertilizante y cómo aplicarlo? ¿De qué malas prácticas hay que huir? Estas son solo algunas de las preguntas que se hacen las personas que trabajan día a día con un olivar o que comienzan a hacerlo.

Características del olivo: comprender el árbol para entender sus cuidados

Se trate del tipo de cultivo del que se trate, es imperativo especializarse hasta el extremo en conocer sus características, fortalezas y debilidades. No es lo mismo cuidar de un olivar que mantener un sembrado de trigo que una plantación de frutales de verano.

En cuanto a los olivos, son árboles frutales de hoja perenne que de manera tradicional han crecido en terrenos pobres y zonas de secano. Esto es algo que se puede mantener en la actualidad, pero las explotaciones profesionales precisan de un trabajo que aporte tanto riego como abono para enriquecer el crecimiento de los ejemplares y que su fruto sea más rico, sano y abundante.

cuando-se-echa-el-abono-a-los-olivos

El nivel de competencia entre explotaciones de olivo es tan grande que en los últimos años se ha experimentado una vertiginosa evolución en los métodos de cultivo, fertilización, poda y recolección para conseguir elevar el rendimiento de cada árbol y lograr así una mayor rentabilidad en el trabajo de esta agricultura tan querida en España.

El abono: importante para el crecimiento de la plantación

Como hemos señalado, el abono es indispensable en cualquier explotación agraria de olivos que quiera estar a la altura de la competencia. Para acertar en el suministro de fertilizantes, lo primero que indican los profesionales de la agricultura en el caso del olivo es que hay que hacer un análisis del suelo.

Abonar correctamente no es echar el fertilizante en los olivos y dejar que ocurra el milagro. Hay que conocer qué es lo que necesita el árbol y qué nutriente le llega en abundancia para optimizar el abono y que este aporte justo lo que está limitando su crecimiento.

Y esto solo se puede lograr con el ya citado análisis del terreno. Esta evaluación de la composición del suelo ayuda a comprobar qué nutriente está menos presente y, por tanto, desvelará la cuestión más importante: qué fertilizante se tiene que utilizar. Los expertos, además, indican que este análisis no es único y permanente. Las lluvias y los cambios que se puedan producir en la tierra hacen necesario que esta evaluación se repita cada lustro, aproximadamente, para que el aporte de nutrientes a través del abono se vaya adecuando a cada momento.

‘Medidas estándar’ de la tierra

¿Qué se debe comprobar en ese análisis previo? Lo que habitualmente se evalúa es la presencia de potasio, fósforo y nitrógeno contenido en la tierra. De esta manera, los expertos consideran que cada árbol debe utilizar 25 kilos de potasio, 15 de fósforo y 5 de nitrógeno.

cuando-se-echa-el-abono-a-los-olivos

Son estas medidas las que habrá que rectificar con ayuda de los fertilizantes que se utilicen como abono. Generalmente será el nitrógeno el que más haya que trabajar con abonos nitrogenados. Si tienes alguna duda sobre ellos, contacta con nosotros.

¿Cuándo abonar los olivos?

En climas templados, los olivos están todo el año en continuo crecimiento. Esto hace que sea más difícil determinar el momento idóneo para realizar la fertilización. Teniendo esto en cuenta, el trabajo de abonado de los olivos es similar al de otras plantas: se trabaja con ellos de un modo más intenso en la época de floración y fruto y se les deja ‘descansar’ cuando están más aletargados. Dicho esto, será a finales del invierno cuando haya que comenzar con este proceso tan importante. Y no dejar de hacerlo hasta finales del otoño, cuando las temperaturas del arco mediterráneo descienden y el crecimiento se ralentiza o se llega a paralizar.

cuando-se-echa-el-abono-a-los-olivos

Algunos consejos sobre cuándo abonar los olivos

La observación es algo primordial para que el abono del olivo sea adecuado. Ver cómo van respondiendo los árboles tras la administración del fertilizante puede ofrecer serias pistas a propósito del éxito o el fracaso de la elección tomada.

Un ejemplo ocurre cuando se ve cómo las hojas toman un color verde intenso. Esto significa, claramente, que el árbol está sano, ‘alegre’ y bien alimentado. Si por el contrario las hojas toman un color verde ceniza, es fácil imaginar que algo, y no precisamente bueno, está pasando. También ocurre con la forma de las hojas: pequeñas y deformadas no son buenos síntomas, evidentemente. Tampoco es una buena señal ver cómo los ejemplares se van despoblando de hojas y presentan una vegetación pobre.

Ante todo ello habrá que imaginar que hay algún problema en cuanto al tipo de fertilizante utilizado, la densidad de su uso o el momento en el que se ha aplicado. La observación y la rápida toma de decisiones pueden ser la diferencia entre un cultivo que se recupere correctamente y otro que se eche a perder sin posibilidad de reparación. Todos estos consejos sobre cuándo se echa el abono a los olivos y cómo analizar el resultado de esta fertilización son seguidos a diario por miles de agricultores que, con base en su experiencia y conocimientos, han elaborado este ‘manual de instrucciones’ sobre el abono del olivo. Seguirlo es una muy buena primera idea para optimizar las plantaciones.

 

Otras Noticias

Industria Alimentaria

Cuándo se echa el abono a los olivos

  Conocer de manera específica y minuciosa todos los procesos necesarios para el buen crecimiento del olivo es importante, sobre todo para saber cuándo se