Elevador de carga industrial vertical: cómo funciona

 

El primer paso en el proceso productivo de una industria agroalimentaria es la recepción de los productos para su posterior tratamiento. Para ello, es necesario que lleguen a los silos o a las tolvas de almacenamiento, donde se procederá a una primera clasificación. Saber acerca de un elevador de carga industrial vertical es importante, ya que es uno de los medios de transporte más utilizados para poder depositar las materias primas en los depósitos de almacenamiento. Y cada vez más, este tipo de maquinaria industrial alimentaria es más utilizada para estos fines debido a la poca superficie que ocupa. Veamos qué son y para qué sirven.

Qué es un elevador de carga industrial vertical y para qué sirve

Un elevador de carga vertical es un dispositivo que sirve para bajar, subir o desplazar verticalmente mediante tracción, mercancías y materiales salvando diferentes alturas. A efectos de normativa y legislación no se consideran ascensores, ya que no transportan personas, por lo que se consideran máquinas y como tal, se rigen por la Directiva de Máquinas 2006/42 CE y por el Real Decreto 1644/2008 de 10 de octubre.

Una vez que se comprende cómo funciona un elevador de carga industrial vertical, es fácil entender la importancia logística que representan a la hora de mover mercancías verticalmente. Estos dispositivos están diseñados para salvar cualquier tipo de diferencias de altura, transportando las mercancías y productos de forma segura, permitiendo que lleguen a su destino completamente inalterable.

Tipos de elevadores de carga verticales

Este tipo de máquinas son utilizadas en todos los sitios donde sea necesario desplazar mercancías verticalmente. Y por ello, es muy habitual encontrarlos en sectores tan diferentes como la construcción, la hostelería, comercios o industrias agroalimentarias. La diferencia entre los diferentes tipos de elevadores verticales reside en la capacidad de manipulación de mercancías que tienen y en el uso al que se destinen. De acuerdo a todo esto, puede procederse a realizar la siguiente clasificación:

  • Montacargas: plataformas elevadoras parecidas a los ascensores dedicadas al movimiento de mercancías verticalmente.
  • Montaplatos: pequeños montacargas con capacidades de carga muy reducidas restringidas hasta los 100 kg. Perfectos para el movimiento de pequeñas mercancías entre diferentes plantas de un edificio, por ello son muy usados en comercios, hoteles y restaurantes.

elevador-de-carga-industrial-vertical

  • Mesas elevadoras: plataformas que pueden subir o bajar mediante mecanismos de tracción. Son los elevadores de carga más utilizados en industrias y suelen estar fabricados de forma modular.
  • Ascensores mixtos: cabinas destinadas al movimiento vertical de personas y mercancías. Las normativas que los amparan son la de los ascensores.
  • Elevadores de carga industrial vertical para industrias agroalimentarias

Una vez que los productos son recolectados y llegan al centro de tratamiento, es necesario proceder a su tratamiento previo. Esta se realiza normalmente mediante diferentes tipos de depósitos (tolvas, silos de almacenamiento), donde temporalmente se almacenan y se procede a su clasificación. Estos depósitos suelen ser de un gran volumen y formas rectangulares, cilíndricas o cónicas, alcanzando alturas bastante elevadas. Para depositar los productos en estos contenedores, es necesario transportarlos salvando la diferencia de altura para poder volcarlos en ellos.

Esto puede realizarse a través de cintas o bandas transportadoras inclinadas, las cuales transportan el material realizando un recorrido con la pendiente necesaria para alcanzar la altura de los depósitos. El problema de este sistema de transporte radica en que, si la altura a salvar es bastante grande, el recorrido de la cinta puede ser bastante largo, ocupando una gran cantidad de superficie en las instalaciones.

Con un elevador de carga industrial vertical puede solucionarse este problema. Ya que, ocupando la mínima superficie en su base, es capaz de alcanzar las alturas necesarias para poder volcar los productos sobre los contenedores de almacenamiento. Además, están diseñados para proteger la integridad y salubridad de los productos transportados, evitando la contaminación ambiental y cualquier tipo de alteración debida a factores climatológicos.

Cómo funciona un elevador de carga industrial vertical

Un elevador de serie industrial ACF está especialmente diseñado para el transporte vertical de productos como cereales, harinas, semillas, fosfatos, áridos, cementos y cualquier tipo de productos pulverulentos y granulares. Pueden diseñarse en función del rendimiento de transporte deseado, pudiendo llegar a tener capacidades comprendidas entre los 20 y los 5000 metros cúbicos por hora.

elevador-de-carga-industrial-vertical

Se fabrican por módulos atornillados entre sí, formando una estructura robusta, totalmente estanca y de fácil montaje y mantenimiento. Están compuestos por una base calculada para sostener toda la estructura, una cabeza equipada con dispositivos de descarga centrífuga y un cuerpo intermedio formado por los módulos necesarios para alcanzar la altura deseada.

Para entender la funcionalidad de un elevador de carga industrial vertical ACF, es necesario saber cómo funciona: Los productos son volcados en su base y depositados en el elevador estanco mediante unas tolvillas, que, mediante una polea motriz con baja velocidad de funcionamiento, va subiendo los productos hasta la cabeza de la estructura. Es en este momento, donde se van descargando centrífugamente a los conductos de transporte por gravedad a los depósitos de almacenamiento.

Además de su funcionalidad, otra de las ventajas es el fácil mantenimiento que tienen estos tipos de estructuras. Esto es posible gracias a la amplitud que tienen las plataformas de visita, sus registros practicables estratégicamente colocados y unas poleas tensoras y motrices desmontables y fácilmente recambiables.

Si surge la necesidad de tener que transportar al mismo tiempo diferentes productos, puede utilizar un elevador de cangilones. La diferencia entre este y un elevador industrial de serie, es precisamente que la elevación puede producirse totalmente compartimentada a través de diferentes cangilones (contenedores individuales), pudiendo obtenerse rendimientos comprendidos entre los 20 y los 1500 t/h.

elevador-de-carga-industrial-vertical

Ambos sistemas son completamente estancos, evitando de esta forma, cualquier alteración que puedan sufrir los productos transportados debido a la imposibilidad de contaminarse por factores climatológicos o ambientales. De esta manera, los productos permanecen inalterables durante su transporte.

Una vez que se conoce cómo funciona un elevador de carga industrial, es fácil entender la gran importancia logística que tienen estos elementos a la hora de transportar materiales y mercancías verticalmente. Y debido a su funcionalidad, la poca superficie de ocupación y la seguridad que ofrecen para mantener los productos inalterables en su transporte es uno de los dispositivos más utilizados en industrias agroalimentarias.

 

Otras Noticias

Maquinaria para frutos secos
Industria Alimentaria

Maquinaria para frutos secos

  Los frutos secos son productos de alto valor añadido y con una demanda que no ha parado de incrementarse a lo largo del tiempo.

Para qué sirve una tolva
Industria Alimentaria

Para qué sirve una tolva

  En muchas industrias, incluida la agroindustria, se suele hablar con frecuencia de tolvas. Pero sabes ¿para qué sirve una tolva? Pues la tolva es