Maquinaria para frutos secos

Maquinaria para frutos secos

 

Los frutos secos son productos de alto valor añadido y con una demanda que no ha parado de incrementarse a lo largo del tiempo. Los frutos secos se pueden vender en crudo, pero también son sometidos a complejos procesos de elaboración, como el tostado o el laminado. Sea como sean, existe una amplia oferta de maquinaria para frutos secos, cada una de las cuales intervienen en una de las fases del proceso de transformación del fruto seco. Te lo contamos a continuación.

¿Cuáles son las máquinas que intervienen en el proceso de los frutos secos?

El proceso de manipulación de los frutos secos empieza casi en el propio campo o en la recepción de los frutos en las plantas industriales. Cuando el fruto se recolecta, trae una gran cantidad de residuos (palos, tierras, piedra, hojas, etc.), que es necesario eliminar antes de que llegue a la siguiente fase de elaboración.

El proceso industrial de la almendra es de los más complejos que nos podemos encontrar. En él tienen cabida en mayor o menor medida casi toda la maquinaria para frutos secos que veremos a continuación.

Máquinas de limpieza y despalillado

Es la primera fase, las despalilladoras son complejas máquinas que mediante un proceso de rodillos con diferentes huecos entre ellos, consiguen eliminar esas impurezas que mencionamos antes. El fruto seco se vierte primero en una limpiadora con turbinas y una cinta de varillas para extraer las hojas tierra y subproducto más pequeño de allí el producto se transporta hasta la máquina de despalillado y gracias al sistema de rodillos extraemos los palos y todo aquel producto más grande que el fruto y se eliminan los restos que no deben pasar a la manipulación del fruto seco.

Maquinaria-para-frutos-secos

Descapotadoras y peladoras o despellejadoras

Son máquinas enfocadas a quitar las cortezas blandas que suelen traer los frutos secos, como ocurre con las almendras, que tienen una capa superior que recubre todo el fruto, el pericardio. Esta capa vegetal envuelve otra cáscara dura, que a su vez rodea la semilla, que es la parte comestible. La semilla también está envuelta en una capa fina o piel que, según la presentación final del producto, se eliminará o no.

Mientras que la descapotadora, se encarga de pelar la cobertura vegetal, las peladoras o despellejadoras quitan esa cáscara fina que envuelve el fruto seco.

Máquinas partidoras de frutos secos

Son máquinas orientadas a romper limpiamente la cáscara dura de los frutos secos, como la que tienen las almendras o las nueces. Esta cáscara dura se puede eliminar o no. En el mercado podemos encontrarnos frutos secos con cáscara o sin cáscara. Según esa presentación, será necesario utilizar o no esta máquina.

Tolvas, silos y cintas transportadoras

Las tolvas son elementos imprescindibles en cualquier proceso de transformación de los frutos secos. Las podemos encontrar en los puntos de recepción, para recibir la carga de los camiones pero también al pie de otras máquinas. La tolva tiene una función de almacenamiento temporal intermedio y dosificación. El fruto cae en la tolva para que después esta la deposite sobre una cinta transportadora u otra máquina para su procesamiento.

En cuanto a los silos, estos son grandes tanques de almacenamiento en el que el fruto se puede almacenar para ser remojado o para que se deshidrate. También como almacén previo a otros procesos industriales. Los silos se emplean en diferentes fases del proceso y es uno de los elementos fijos de cualquier planta industrial. En cuanto a las cintas transportadoras, estas son las venas que comunican todo el complejo proceso de producción entre sí. Encontraremos cintas transportadoras en cualquier parte del proceso, desde la recepción hasta el empaquetado final del producto.

Máquinas de selección, calibrado y limpieza

Los frutos secos no tienen todos los mismos tamaños y calidades. En la fábrica, mediante máquinas de calibrado se criban los frutos. También se utilizan elementos ópticos y electrónicos que pueden separar los frutos que no tengan el tamaño mínimo exigible o que presenten daños o imperfecciones que no lo hagan adecuado para una determinada clasificación de calidad. En esta fase se emplean cribadoras, calibradoras y cintas de transporte, así como detectores de pequeños restos de metal o impurezas que puedan estar presente en estas fases intermedias de procesamiento.

Máquinas de corte y laminado industrial de frutos secos

Los frutos secos, una vez partida la cáscara dura y repelados, se pueden presentar en un formato más pequeño para usarlos en repostería principalmente. Así, tenemos máquinas de corte y laminado de almendras, nueces o avellanas, consiguiendo un formato adecuado para la elaboración de tartas o dulces.

Molinos para frutos secos

Los frutos secos también se pueden comercializar en formas de harinas finas y ultrafinas, como la harina de almendra. En estos casos se emplean molinos de gran capacidad para triturar el fruto seco y convertirlo en una harina fina.

Hornos tostadores de frutos secos

Los frutos secos se hornean para que se puedan comer directamente como aperitivos o para utilizarlos como acompañamientos de ensaladas y otras comidas. Así, nos encontramos las almendras, que crudas tienen un sabor amargo, pero que tostadas u horneadas son exquisitas.

Las máquinas de ACF para la industria del fruto seco

El fabricante ACF es líder en el diseño, fabricación y montaje de maquinaria para la potente agroindustria española. Entre su catálogo, vamos a destacar algunas de ellas, que tienen una potente I+D detrás y que la ponen en la cabeza de este competitivo sector.

Remolque de limpieza y despalillado

Maquinaria-para-frutos-secos

Es una instalación móvil que acerca parte del proceso industrial del fruto seco al propio campo de producción, simplificando y abaratando mucho el proceso. Consiste en un conjunto de máquinas formado por una limpiadora y una despalilladora. En el propio remolque se cargan las almendras y son sometidas a un proceso de limpieza de hojas, tierra y piedras que acumulan tras la recolección. A continuación, se someten, sin salir del remolque, a la máquina despalilladora, que termina de limpiar los palos y piedras que han podido quedar. Al final tenemos una almendra limpia.

Limpiadora compacta de almendras LP-5

La limpiadora de almendras LP-5 es de tamaño compacto e ideal para el tratamiento inicial de la almendra en la propia explotación. Este sistema compacto se encarga de limpiar y despalillar la almendra y, además, la pela. Sirve tanto para almendras de cáscara fina como gruesa.

Peladoras de almendras

ACF también cuenta con una peladora de almendras de gran capacidad industrial en su catálogo. Es ideal para almendras de cáscara semiblanda. En ACF disponemos de diferentes producciones adaptadas a cada cliente.

Maquinaria-para-frutos-secos

Tolva, máquina de almacenamiento y recepción

La tolva forma parte de la maquinaria para frutos secos ya que se encarga del almacenamiento y recepción de productos a granel, como los frutos secos. Es esencial en el proceso de tratamiento de los frutos. Las tolvas de ACF están especialmente diseñadas para dosificar el producto sin apenas intervención humana. El fruto seco sale fácil y limpiamente de la tolva hacia el resto de máquinas o cintas de transporte.

Existe una amplia variedad de maquinaria para frutos secos. Dependiendo de la especialización de la agroindustria, utilizarán unas u otras máquinas. Existe una amplia variedad en cuanto a capacidades y volúmenes de producción.

Otras Noticias

Industria Alimentaria

Cuándo se echa el abono a los olivos

  Conocer de manera específica y minuciosa todos los procesos necesarios para el buen crecimiento del olivo es importante, sobre todo para saber cuándo se